Etiquetas

Siendo reos de nuestras heridas arcaicas, no hallaremos la paz.