Etiquetas

El gobernante que se desplaza en la línea de la ambigüedad, miente. Esta escurridiza forma de deslizamiento no es más que la estrategia para eludir la responsabilidad de su engaño y poder mantenerse con opciones `para renovar el poder.