Etiquetas

Quien se reviste de muérdagos, no es más que víctima de una simbiosis beneficiosa.