Etiquetas

, ,

Si conocer implica aprehender lo esencial de algo, es obvio que la cognición es una quimera en la medida en que la esencia, lo que ese algo es en última instancia no parece posible en un existente sujeto a cambios constantes. Vadeamos tanteando lo incognoscible.