Etiquetas

, ,

 

La rigidez de una actitud que muestra indiferencia genera la progresiva disolución del otro, que despreciado en sí mismo siente la urgencia de huir a parajes que permitan su restitución. Quizás el retorno sea gélido, casi más punzante que la indiferencia, aguardando el momento oportuno en que, quien siempre quiso parecer impertérrito, muestre su querer sin condiciones. O acaso sea difuminar definitivamente una historia caduca.