Etiquetas

, ,

Dádivas, con voluntad de imprimir la idiosincrasia desde la cual se ama. Una canción creada con un ukelele y una voz tierna, una pintura cuya abstracción se desvanece, para mí, al mirarla. Escuchar y mirar a través del hilo indestructible por el que accedo a esas emociones que palpitan en, ellos, en soledad.

Dádivas que albergo, cobijo y atesoro como un momento auténtico de esos dos seres únicos que son mis hijos.