Etiquetas

Sentir una compulsión al vomito infinito es el síntoma de haberse restregado el rostro entre la más trágica de las miserias humanas.