Ahora, Siria.

Siria es hoy el espacio externalizado donde diversos intereses quieren imponerse a través de bombardeos que, tarde o temprano, caerán sobre los cuerpos de inocentes sirianos. La justificaciones explícitas de estas acciones militares no son ya creíbles –la historia es una vieja escuela- y pueden contribuir a encender más el conflicto, implicándose estados de objetivos opuestos. Mientras vuelan miembros humanos, vidas y esperanzas, que sangran la vergüenza de una humanidad sin escrúpulos, porque la justicia no puede imponerse por las armas. La naturaleza de lo justo solo puede resultar de un consenso dialogado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s