El oxímoron humano

Contenemos los humanos un oxímoron por naturaleza irreductible: la conciencia onírica que nos acecha endémicamente con pesadillas pavorosas y angustiantes. No existe posible fuga si huimos de nosotros mismos,  porque, donde se desvela lo inconsciente, colisionamos con la oscuridad buscada, alumbrada por una conciencia auténtica que nos impele a huir, aunque tan solo devenga una escapada ilusoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s