Cioran y el sentido

Todo el secreto de la vida se reduce a esto: no tiene sentido; pero todos y cada uno de nosotros le encontramos uno.

Cioran, El ocaso del pensamiento

Trágica ironía de la existencia humana es que sin poseer en sí misma sentido, todos le encontremos uno. Pero discrepo de esta última apreciación, pues no se puede obviar un matiz -que no es tal- crucial: todos le buscamos un sentido que no siempre se halla, pero que como necesidad para sustentar la existencia se torna una obsesión presente en todo sujeto, sea este consciente o esté dispuesto a reconocerlo o no.

Por ser animales simbólicos, estamos urgidos a dotar de significado todo cuanto nos rodea ¿cómo podríamos prescindir de buscar sentido a lo que nos hacer ser, como existentes? De tal forma que desestimamos lo que en sí posea o no la existencia, priorizando lo que necesitamos que sea. Esta es la verdad, lo que consideramos verdadero, aquello que satisface nuestros anhelos más profundos, porque sea su naturaleza la que sea, funciona como origen de todo sentido, y así se inaugura, sin pretenderlo la era de la postverdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s