Exógeno y endógeno

Un suicidio político es aquel, indefectiblemente acontecido, por presiones o maltratos de las instituciones sociales y políticas que condenan al individuo a una vida que no le es propia. Otros, y aunque siempre en última instancia podemos remitirnos a circunstancias sociales, proceden de factores endógenos que generan sufrimiento y dolor, cuando en apariencia no hay desencadenantes identificables. No obstante, no podemos olvidar nunca que el hombre es un ser cultural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s