La experiencia

No hay comentarios

Anduvimos cegados por la intensa luz de la evidencia, no aprehendiéndola como tal, y proseguimos, paso a paso, desviándonos por senderos erróneos sin conciencia de ello. Pero, como cabe esperar toda vía extraviada y virada desemboca en un barrizal  del que es harto difícil reflotar.

Así nos curte la experiencia, no por lo que profieren los otros como advertencias agónicas, sino hundiéndonos en el lodo de la estupidez y escapando embarrados de un lugar al que desearemos no volver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s