El gesto póstumo

No hay comentarios

Hay un gesto último, una mirada final que ruega no ser esquivada, un legado de despedida para los que nos acompañan junto al umbral  de la existencia; en ese tránsito desconocido al no-ser. Quizás merezcan una dádiva de ternura y compasión, ese póstumo ademán que velará su duelo ante nuestra partida y que será la dote más preciada que deberíamos dejar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s