Sant Jordi inolvidable

2 comentarios

La jornada de ayer, día de Sant Jordi con dádivas de rosas no-rosas y una ingente oferta de lecturas para todos los gustos, fue inolvidable. Y no por el éxito de ventas –que nadie desprecia si se produce- sino porque me otorgó la posibilidad de contactar con otros autores de la ciudad donde resido –L’Hospitalet de Ll-  a través de la red de bibliotecas de la ciudad y de la asociación de autores, y por otra parte de autores de diversas partes del estado español -gracias al ingente esfuerzo de Célebre Editorial, a quien quiero extender un agradecimiento inmenso desde aquí- Este intercambio de experiencias fue emocionante porque palpé la lucha por los sueños nunca rotos de personas que creen en lo que hacen, cuya juventud desprende el vigor necesario para romper moldes, aunque ellos mismos sepan quizás que lo alternativo no existe en una sociedad multidiversa, donde cada individuo es único y alter, y que por lo tanto difuminado el límite de la ortodoxia no hay posibilidad de revolucionar nada. Pero, a pesar de que todos acabamos devorados por el discurso de la diversidad –cuyo fin es la disolución del sujeto y no el reconocimiento de la diferencia como valiosa en sí misma- no cejamos algunos, con cierta ambivalencia y paradójicamente, de crear y recrear lo propio con la convicción de que solo uno mismo puede escribir lo que muestra. Y esa perspectiva rica en matices y siempre, por supuesto, con la exigencia de cierta calidad literaria, nos transporta, en días como el de ayer, a paraísos irreales que fantaseamos como infantes ingenuos sin flagelarnos con la  idea persecutoria de que hay un mañana, un día después en que lo edénico será un averno conocido y cotidiano.

Sant Jordi es un oasis para soñar con formas culturales diferentes, que sean capaces de sacudirnos a todos de las sombras confusas y engañosas de la caverna platónica, y nos despierte del letargo denunciado por Heráclito en que vivimos los humanos cuando nos negamos al intento heroico de mirar hacia el horizonte, que puede facilitarnos el desvelamiento de las dinámicas ocultas que rigen el mundo.

A lo peor no es nada de lo expuesto. Sino un estímulo más para el consumo irracional. Pero si los que escribimos dejamos de soñar, aunque sea desde el arraigo de una existencia maldita ¿quién transmitirá un ápice de esperanza a esos niños y jóvenes de los que somos todos responsables?

En la televisión de L’Hospitalet minuto 7, con mi sobrina-nieta Amaia firmándole un libro, con la ilusión de que la lectura sea un pilar enriquecedor y gratificante en su vida.

https://lhdigital.cat/web/digital-h/televisio/veure-video/-/journal_content/56_INSTANCE_ZrP3/11023/13946205

 

Fotografías para el recuerdo

CELBRE EDITORIAL (2)
Célebre Editorial
con Montse Bassas
Con Montserrat Bassas,mi primera profesora de castellano
firmando
Firmando novela “Híbrido”

Plural: 2 comentarios en “Sant Jordi inolvidable”

  1. Tengo muy pendiente disfrutar de un Sant Jordi en Barcelona… No llegó el día, la fecha llega conmigo en otro país. Siempre es interesantísimo conocer gente, más si son del sector, repletos de anéctodas y formas de pensar variadas.

    Feliç Sant Jordi!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s