La bestia humana: lobos y corderos

4 comentarios

En pie, con los brazos estirados y con un ángulo de obertura que parecían querer absorber el horizonte, me hallaba acariciada por el aire, ese purificador que parece renovarnos. Sintiendo como toda la ponzoña acumulada en mi piel era arrastrada hacía la lejanía.

Y en ese estado onírico, dudo de su autenticidad, me vi rodeada de bestias, o de humanos con máscaras que mostraban esa fiera antropófaga que habita en nuestro interior. Paralizada por la brusquedad y radicalidad con la que se modificó mi estar, ahí, no supe más que llantear a borbotones por la demoniaca bipolaridad que padecemos los humanos. No quise resistirme. Decidí ser presa de esa rabia voraz.

Mas, para mi desconcierto, el cerco de alimañas inició una retirada silenciosa, mitigándose sus gruñidos con las cabezas gachas. No entendía qué estaba sucediendo exactamente, ya que se escapaba a toda previsión y diría que casi certeza del descuartizamiento que me esperaba.

Cuando volví a la soledad anterior solo una idea conseguía emerger de mi mente: mi actitud les ha desenmascarado, he sido un espejo del otro aspecto del interior. Me ha salvado no luchar contra quienes sienten que se están protegiendo de las mismas caretas que ellos mostraban, me he defendido con la transparencia de la doblez que a todos nos caracteriza: lobos y corderos intercambiando papeles reiteradamente, pero con plena conciencia de qué es ser lobo y qué es ser cordero.

Seguramente, no fue más que un sueño, una pesadilla de la que salí indemne.

Plural: 4 comentarios en “La bestia humana: lobos y corderos”

  1. Clara como siempre y extremadamente rigurosa! Es cierto, lobos y corderos según el escenario en que nos encontramos. Pero no lo tomes por favor a mal, con todo el respeto que tengo por ti y tus antecedentes, sugiero que evites utilizaron llamativa liviandad, el término “bipolaridad”. En una de mis ultimas entradas, me referí a ese trastorno en la salud mental, de la que aun se desconocen sus causas y el padecer, de quienes la sufren. Un cálido saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Entiendo lo que dices perfectamente. Estoy, por desgracia, muy familiarizada con el tema. Lo único que los manuales diagnósticos sustituyeron el trastorno maniaco depresivo por “bipolar” y socialmente parece que el término solo haga referencia a eso cuando estrictamente significa dos polos opuestos y en ese sentido lo he utilizado. Para nada pensaba en el tema de no solo ese trastorno mental sino de muchos que provocan sufrimiento, aislamiento y discriminación…. Sigue siendo algo que más vale llevarlo en privado. Molestarme para nada… Un saludo!!!!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s