Reseña de «EL MAL QUE NOS HACEMOS» por COMUNAS DEL LITORAL, en palabras de FRANCISCO TOMÁS GONZÁLEZ CABAÑAS

No hay comentarios

«El mal que nos hacemos» , la última obra de Ana Lacalle (Terra Ignota, 2022) irrumpe desde la inefabilidad que consiguen las composiciones lanzadas al devenir. La autora se transparenta ante su público, presentándose detrás de una narrativa detallista y cuidada que otorga palabras que enriquecerán el armario de un lector promedio. 

La historia es fresca, la sucesión de la trama ágil y dinámica, quedando el «golpe» el «sacudón» filosófico como la carta ganadora que convierte a la autora en una de las más sólidas representantes de la categoría de «narración, historia o thriller» acendrada en la filosofía entendida desde una dimensión mucho más amplia que las nociones académicas o tradicionales en que muchas veces lo filosófico termina reducido a una práctica elitista, incomprensible y oscurantista. 

«El mal que nos hacemos» además de mantener la atención hasta la última hoja, deja una polémica conceptual que subyace en toda la obra. 

La humanidad de Ana Lacalle, reluce, brilla y enceguece, al plantear desde estas líneas tan agradablemente compuestas, acerca de la cuestión del otro-pobre, del otro que posee menos o que puede no tanto como uno y para quién le tenemos preparado ese significante del pobre o marginal para tranquilidad y legitimidad de nuestros sistemas políticos. 

La reacción temerosa del rechazo hacia lo que no conocemos, no nos agrada o que no nos gustaría representar se mimetizan con el amor o la filia, desde el compadecernos al punto de sólo tener pena y lástima de tal situación y de quienes la atraviesan. En términos específico, el mal como cuestión central de la obra, se debate entre el pliegue, el reborde, el contacto, el intersticio entre la aporofobia (odio al pobre) y la aporofilia (el amor a la pobreza o su romantización) mediante una potente narrativa que dejará al lector con muchas más sensaciones y herramientas que las que pueden brindar las repetitivas series policiales de transmisiones en streaming. 

Para quiénes conocemos a la autora e interactuamos con ella (en mí caso desde el Club Mundial de Filosofía) la revelación de contar con otra versión, en otro modo a Ana Lacalle es todo un hallazgo y una sorpresa de esas tan alegres y divertidas, que de cada tanto en tanto, nos depara la vida. 

Por Francisco Tomás González Cabañas. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s