¿Hay una separación efectiva de poderes en el Estado?

2 comentarios

Fuente de la imagen: https://www.nicolassuarez.eu/2020/05/09/porque-no-voto-hasta-no-exista-separacion-de-poderes/

Decía Montesquieu, uno de los padres del estado moderno, que:

La libertad política se encuentra sólo en los gobiernos moderados. Pero ella no siempre está en estados moderados. Sólo existe cuando no se abusa del poder: pero es una experiencia eterna que todo hombre que tiene poder se inclina a abusar de él; va hasta encontrar límites. ¡Quién lo diría! la virtud misma necesita límites. Para que no se abuse del poder, es necesario que, por el orden de las cosas, el poder detenga al poder.[1]

Es decir, la tendencia natural que parecemos tener los humanos a abusar del poder que tenemos, o que nos ha sido dado, exige que, para salvaguardar la libertad política, el poder sea limitado por el mismo poder. Esto, obviamente solo se lograría con lo que él denominará la separación de poderes. No hay concentración en un solo individuo o una única institución política y, de alguna manera, unas limitan y vigilan a las otras. Esta conocida separación es la que actualmente se mantiene en los estados de derecho democráticos.

Ahora bien, ¿Esta división garantiza realmente el mal uso y abuso de poder? Pues aquí reside el escollo, en que según cómo se elijan y se componga el poder judicial queda a merced de los poderes legislativos y ejecutivos. En España el conflicto y la interferencia es un escándalo que no encuentra salida, lo cual pone siempre en tela de juicio el de las sentencias del Tribunal Constitucional sean realmente independientes. Esto creó, y aún colea, un conflicto importante cuando en Catalunya se convocó el referéndum del 1 de octubre -precedido del 9 de noviembre del año anterior- y los procesos judiciales que se han llevado a cabo a partir de que el parlamento catalán declarara unilateralmente la independencia -creo que ya no vamos a entrar a discutir si eso fue o no así, no hay nada más que oír el lema de los encausados “lo volveremos a hacer”. Aunque no llegó a publicarse en el Diario Oficial de la Generalitat, porque tan lerdos no son, todos sabemos que, si hubiese habido una mínima planificación prevista de auténtica independencia que llevar a cabo, en lugar de huir como hicieron unos cuantos, se hubiesen mantenido en sus puestos esperando a ser detenidos. En fin, cuestiones judiciales de expertos en las que no estoy en condiciones de entrar.

Lo que aquí es relevante es que la situación del poder judicial en España es tremendamente lamentable y precario, por sus servitudes al poder político o viceversa y al poder económico. Otro ejemplo claro son los casos de corrupción del PP que están siendo prolongadas en el tiempo, buscando cabezas de turco, no haciendo declarar a los “intocables” y no investigando unas cuantas muertes casuales y oportunísimas que resultan como mínimo sospechosas.

Las razones de este agujero en el Estado de Derecho las explica muy bien el jurista Miguel Dato Pérez de la Universidad de Murcia. Os adjunto un PDF breve en el que se da cuenta de la falla fundamental.

En síntesis, necesidad de separación de poderes real, porque sin éste todo cuanto emane de los poderes del Estado queda contaminado de provecho propio y ningunea, como ya es habitual, los problemas auténticos y urgentes de los ciudadanos que necesitan vivienda, comida y trabajo. Creo que la última fórmula es simple.


[1]Montesquieu.  Del espíritu de las Leyes. Garnier, 1777 Libro XI CAPÍTULO IV. Consultado 27/11/2022

Plural: 2 comentarios en “¿Hay una separación efectiva de poderes en el Estado?”

  1. Estoy de acuerdo contigo en que la situación de la justicia en España es realmente preocupante. O repitiendo la famosa frase de aquel político: «En España, no hay Justicia». Luego, le cayó un paquete, pero en el fondo el tiempo le ha dado la razón.
    Hace muchos años, el poder judicial era independientes d elos partidos políticos. No necesariamente desde un punto de vista ideológico de cada individuo, pero sí al menos en cuanto a la composición de sus Órganos. Los jueces, elegían a los jueces. Pero con ese sistema terminó Felipe González.
    Con su mayoría absoluta consiguió que el Congreso aprobara una ley según la cual los óragnos judiciales debían ser una representación proporcional de los escaños del Congreso. Ahí empezó el problema.
    A partir de ese momento, los partidos alternantes en el poder ejecutivo, han ido respetando ciertas normas no escritas y establecieron ciertos consensos. Pero todo ese edificio lo ha dinamitado Pedro Sánchez.
    Jamás en la historia de nuestra democracia, un ministro ha dejado su despacho para ocupar el del Fiscal General del Estado, una figura que está pensada para desarrollar un papel objetivo…hasta donde se pueda.
    Y lo peor de todo, es que el propio presidente del gobierno se jacta de su DEPENDENCIA en directo y en una emisora de radio.
    Hablas de los casos de corrupción del PP. Bien. Al parecer, los únicos que entran en prisión son los del PP. A los responsables de robar 700.000.000€ a los parados de Andalucía, hay que inventarse falsos argumentos como que «vale, lo han robado, pero no se lo han metido en el bolsillo» o «es que es muy mayor».
    Es absolutamente imposible que ningún ciudadano hoy en día pueda confiar en la Justicia cuando día tras día estamos siendo testigos de los cambios que se hacen en las leyes, algunos con nocturnidad y alevosía, para contentar a los independentistas catalanes y vascos y que todos aquellos que en su día dieron un golpe de estado, robaron dinero público para financiarlo, incendiaron las calles, quemaron coches, mobiliario urbano, etc. promovidos y sufragados por la propia Generalitat, queden libres, sin cargos.
    El problema es que se está enviando un mensaje a la sociedad en el sentido de que esto es la ley de la selva, y el más fuerte se hace con el poder, con el método que sea y como tiene rendida a sus pies a la justicia, nada debe temer.
    ¿Qué diferencia hay entre estas leyes adaptadas y las que se promulgaron bajo el régimen nazi contra los judíos? Entonces también había una Justicia, no?
    Las leyes recistas de Suráfrica o de EEUU en contra de la población negra, también fueron emitidas por los jueces.
    Lo que quiero decir, y termino, es que la Justicia debe responder a una serie de principios y valores perdurables en el tiempo, objetivos y respetados por todos, todo el tiempo. Si esos valores son arrasados por mor de un cambio de signo político, vamos a pasarnos el resto de nuestra vida dando vueltas como un tiovivo. Y así no se avanza.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s