Del Todo a la Nada

Dicen –estoy segura de que parte de lo que voy a formular emerge de la amalgama de lecturas diversas- que si solo hay mismidad, si no hay diferencia, si hay un TODO, las cosas se disuelven al fusionarse unas con otras y no poder diferenciar nada; por ello, allí donde hay un Todo en última

Seguir leyendo

Esperpéntico

La estancia se extendía a lo largo de unos trescientos metros cuadrados en forma rectangular y alargada. Sus habitantes solo ocupaban la mitad del espacio, separando la zona habitada por medio de una puerta ocluida, como si de un intestino se tratara el conjunto, que permitía su desbloqueo a voluntad. Pero, cierto día a raíz

Seguir leyendo

“El viajero emocional” Carlos Villarrubia. Presentación de la obra en L’HospitaletLl.

Ayer asistí a la presentación del libro “El viajero emocional” de Carlos Villarrubia –al cual felicito desde este blog- en la biblioteca Tecla Sala de L’Hospitalet de Llobregat. Público diverso en muchos aspectos, pero también algunos de ellos muy vinculados a la ciudad y,en particular, al barrio de Santa Eulàlia. No fue una presentación al

Seguir leyendo

¿Quiénes escriben en MasticadoresdeLetras?

Originalmente publicado en Barcelona / j re crivello:
¿Quiénes escriben en MasticadoresdeLetras? Teníamos pendiente presentarlas, pues aquí están (no van por orden alfabético y algunas escriben más seguido que otras) (somos 49) Editores MasticadoresUSa Editor Antonio Caro Escobar; MasticadoresEspaña Editor: j re crivello;MasticadoresArgentina Editor Sergio Williams; MasticadoresLatino Editor: Diana Gonzalez (y del Club de Lectores de…

La rigidez castradora

Algunas veces me agota escribir, otras me satura no hacerlo. Será porque algunos vadeamos entre la posición óntica asignada y la negación obcecada de alternativas, persistiendo en el desguace de la insatisfacción como si paradójicamente nos gratificara. Ostentamos un antagonismo sustancial como si esa radicalidad fuese un gesto de heroicidad. Y solo la experiencia nos

Seguir leyendo

La Biblioteca: el oasis benéfico

Recuerdo, entre los rastros benéficos de una adolescencia turbulenta, la biblioteca que humilde y con escasos recursos se mantenía en mi barrio, en un lateral de la plaza a la que muchos acudían para actividades diversas: encuentros y desencuentros violentos. Constituía mi oasis particular porque me concedía la posibilidad de aislarme, desconectar de una realidad

Seguir leyendo