Etiquetas

, , , , ,

Quien dialoga con la actitud de imponer sus ideas al otro –digamos que no dia-loga- y la argumentación que ofrece resulta escasa para su propósito, se denigra recurriendo a grados y masters cursados como si sirvieran de argumentos de autoridad. El patetismo es superlativo porque lo relevante es su narcisismo, no la cuestión a analizar. Así va el mundo.