Etiquetas

, , ,

La subversiva propuesta nietzscheana se situarse más allà del bien y del mal, puede entenderse no como el advenimiento de un posthumano (alguien de naturaleza más elevada),  sino como la anticipación de la deshumanización negativa, en cuanto nos convertimos en seres amorales de forma absoluta.

Aun no siendo este último en sentido de la superación de la moral occidental judeo-cristiana, que es a la que se refiere el pensador alemán, considero que es tal vez el vaticinio inconsciente que con más solidez se está realizando. Paradójico augurar involuntariamente lo ignoto.