Etiquetas

, ,

La ignorancia del poder destructivo del conocimiento es inherente a él. El acto mismo de conocer excluye la negatividad. Pero, la voluntad de seguir ignorándolo es auténtico cinismo.