Etiquetas

, ,

La verdad, en última instancia, es la excusa con la que todo farsante intenta legitimar su impostura, manipulando el relato de los acontecimientos para tener argumentos, ad hoc, que justifiquen sus acciones; como si hubiese alguna  verdad con poder de fundamentar.