Etiquetas

,

Un parpadeo basta para perder el hilo conductor del mundo instantáneo.