Etiquetas

, , ,

“…si la piedra lanzada por los aires por un golpe tuviera conciencia, creería que se desplaza por su propia voluntad. Añado simplemente que la piedra tendría razón. El golpe es para ella lo que para mí el motivo, y lo que para ella aparece en el estado dado como cohesión,  gravedad y persistencia es idéntico en su esencia a lo que yo reconozco en mí como voluntad…”

Spinoza, Epístola 62

Reincidimos en la constatación de que lo problemático es la conciencia.