Sentimientos persecutorios

El abandono, el rechazo y el menosprecio pueden ser sucesos concretos comprobables, y por ende terribles. Pero la dificultad también se halla en que, aun cuando estos no fueron ostensiblemente nítidos, generaron en el niño esos sentimientos que se incrustaron en su interior deteriorando su confianza básica. Difícilmente esas emociones no se repetirán como ecos del pasado, pero con una actualidad turbulenta y desequilibrante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s