¿Qué puede abarcar un blog?

4 comentarios

Un blog no puede constituir más que, como en mi caso, un conjunto de reflexiones parciales sobre aspectos no obvios, que se desgranan sigilosa y sutilmente sobre aspectos del objeto de reflexión. No es una tesis doctoral, ni pretende sentar cátedra. Simplemente mostrar circunstancias o perspectivas diferentes sobre cuestiones vigentes que siempre están vinculados a la condición humana.

El blog, desde mi punto de vista, con más enjundia que conozco es “El vuelo de la lechuza” de Carlos Javier González Serrano, y debo aclarar que se nutre de artículos de autores que monográficamente han dedicado tiempo y esfuerzo para escribir un artículo de calidad. Con esto, tan solo deseo clarificar que el presente blog no es más que el gesto y tenacidad de quien lo administra y que, en ese sentido, su objetivo no es más que invitar a la reflexión sobre aspectos de lo que hay, sin pretensión de abarca nunca una cuestión desde la globalidad que exigiría, no un artículo sino, casi un libro.

Entiendo que, desde esta humilde perspectiva, deben ser leídos los escritos que aquí se presentan, considerando además que son publicados diariamente y por ello constituyen sesgos, tal vez no evidenciados, que considero de notable importancia constatar, y que emanan de esa confluencia tan necesaria en nuestro tiempo de mirar filosóficamente el mundo. Cierto es que algunos pueden tener un tono más intimista, pero sea cual sea el enfoque son siempre el resultado de una forma de vida, que es la mía, y que se sirve de lo poco que ha aprendido de años de estudio de filosofía siempre arraigada a la vida, porque no concibo el arte de la indagación de otra manera.

Invito a todo aquel que lo desee a la lectura y comentario que cuanto aquí aparece, pero sin perder de vista cuanto acabo de exponer.

Gracias a todos lo que me leéis y a los que comentáis.

Plural: 4 comentarios en “¿Qué puede abarcar un blog?”

  1. Amiga, acabo de comprobar que Vd. conoce un blog (personal) tan enjundioso o incluso más que el colectivo “La Lechuza”.
    Por supuesto, esto no va en contra del citado “La Lechuza”, que es de gran altura y que me ha publicado, debido a la diligencia y amabilidad de su director, once artículos desde el 24 de marzo de 2018. Es Carlos Javier un grandísimo trabajador, y por ello lo he llamado alguna vez, “trapero del tiempo” (lo que fue Marañón).
    Buenas y plácidas noches

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Vaya!, no me había enterado hasta ahora, por mi desorden, de esta su amable respuesta. Efectivamente, se desechan varios artículos casi (o sin casi) diariamente en ese blog colectivo por no cumplir requisitos de rigor, amenidad, oportunidad, concisión, etc. Yo no participo en el equipo de Redacción. Se me ofreció, pero decliné, porque no tengo tiempo. Por lo tanto, ni he dado entrada ni la he denegado a ningún aspirante a colaborador.
    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s