La confusión entre lo legal y lo moral

No hay comentarios

Uno de los bretes a los que se enfrentan las sociedades laicas es la delimitación entre lo legal y lo moral. Es una dialéctica presente desde hace años pero que intuyo sigue sin ser resuelta ni nítidamente diferenciada.

Aunque los criterios éticos deben estar en el fundamento de lo jurídico, cuyo objetivo es impartir justicia, este último no puede convertirse en un sustituto  de lo moral, ni regular acciones de naturaleza inasibles para la ley, porque son claramente asuntos de índole axiológico.

Un ejemplo ilustrativo lo hallamos en una noticia aparecida en el periódico El País el pasado doce de marzo que reza, en su titular:

El Supremo abre la puerta a que los padres divorciados dejen de mantener a hijos desagradecidos

El total desapego y falta de relación de los hijos mayores con su progenitor puede justificar el cese de la obligación de contribuir a sus gastos si se demuestra que es una situación imputable a los jóvenes

La cuestión controvertida y cuestionable es cómo y quién está legitimado para enjuiciar si “un hijo es desagradecido”. Por mucho que analicemos las conductas de los hijos hacia sus progenitores es de una ignorancia arrogante y supina creer que podemos ahondar en el núcleo de esas relaciones y propinarles una calificación, sin conocer algo que no puede ser cognoscible como dato objetivo: la dinámica de unos vínculos que se inician con el nacimiento y se van desplegando de forma peculiar a lo largo de la vida. Así, eso que aparentemente puede leerse como desagradecimiento de los hijos, sea tal vez un desapego propiciado por los progenitores que sus descendientes han adoptado por mera supervivencia. Nada hay más inescrutable que los vínculos paterno-filiales,  y su aproximación queda ubicada, a mi entender claramente, en el ámbito de lo moral, por la complejidad y subjetividad de evaluar el agradecimiento de un sujeto hacia otro.

Llama la atención, sin embargo, que no se revise la obligatoriedad legal de garantizar el cuidado de los padres ancianos por parte de los hijos, ya que existe entre unos y otros una diferencia sustancial: los padres decidieron, o no pero es su responsabilidad, tener hijos de los que tienen la obligación legal y moral de hacerse cargo. Los hijos, por su parte nacieron por voluntad ajena, y deberían por tanto estar obligados únicamente desde el punto de vista moral a mantener y cuidar a sus padres, en tanto que es el vínculo o la educación recibida la que determinará la actitud de estos ante sus progenitores.

Recuperando la hipótesis del artículo, constituye un despropósito intentar legislar y, por tanto, coaccionar al sujeto bajo amenaza de sanción, a que este lleve a cabo determinadas acciones que deben ser meditadas y decididas desde sus criterios éticos y su conciencia moral, y en los que las leyes no debería interferir. Por el contrario, el hecho de ser padres debe obligar legalmente durante la minoría de edad al sustento de los hijos, y entiendo dejar igualmente al criterio moral de los padres la decisión de continuar sufragando sus gastos una vez estos sean por ley mayores de edad.

Y, así lo concibo porque entiendo que la decisión moral que nos obliga al apoyo incondicional entre padres e hijos no puede, ni debe ser legislada, como si los sujetos carecieran de criterios éticos y afectos –quizás aquí se halla el quid de la controversia- como para asumir y llevar a cabo gestos de solidaridad y apoyo por razones emocionales y morales de índole subjetiva y donde el poder jurídico no debería tener cabida.

Siempre hay hijos desagradecidos que no merecen lo que se les da, y padres indeseables que tampoco merecen los que reciben de sus hijos, maltratados y despreciados.

En síntesis, lo legal debe regular las relaciones sociales siempre y cuando no se inmiscuya en esferas absolutamente privadas donde lo que debe prevalecer es la voluntad, la moral y la decisión del sujeto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s