Divide y vencerás

2 comentarios

Quizás no haya otra forma de estar en un mundo como el nuestro –desquiciado por padecer una carencia de horizonte, sea de la naturaleza que sea- si no es aferrándonos cual garrapatas duras a nuestro huésped ¿Qué puede hospedarnos en un entorno desabrido, cuya estructura nos desdeña como objetos inútiles si osamos zafarnos de ella? Intuyo que solo hay una respuesta: los otros. Pero no todo otro, obviamente. Únicamente aquellos con los que establecemos un vínculo, que de per se, implica reciprocidad, es decir, tus avatares me obligan a estar incondicionalmente a tu lado por amor y viceversa.

Quien ha experimentado este tipo de ligamen dispone de la fortaleza, además, de tender una mano a todo otro, sin la necesidad de que haya una conexión emocional; simplemente por el hecho de percibir su existencia derruida por las injusticias que la determinan, como una víctima que no ha podido o no ha sabido hallar hospedaje alguno en el mundo.

A menudo oigo personas que han asumido esa letanía de “la sociedad somos todos”, responsabilizándose de aquello que no les pertenece, por no ser agentes voluntarios de una organización social construida, con el tiempo, en base a los intereses de los que han ostentado el poder, que no es otro que el económico. Tampoco estos últimos llegaron a plantearse ningún tipo de horizonte lejano, sino que atendiendo a sus intereses más inmediatos han sido el vehículo de transmisión y perpetuación privilegiado de eso que Nietzsche denominó la voluntad de poder, sofisticándose en sus estrategias de implantación sutil y sibilinamente. Y por qué no decirlo, inoculando esa convicción de que la sociedad somos todos. Cuando honestamente, no somos más que un conjunto de individuos aislados –la comunidad quedó atrás- sometidos a un engranaje que genera tedio y pasividad por la impotencia de atisbar alternativas que estén al alcance.

De ahí, que los individuos condenados a la soledad de las macro urbes, construidas por y para la producción y el consumo, nos busquemos ansiosamente unos a otros para recibir aquello que solo podemos recibir de otros humanos –como dijera Savater a su hijo Amador- y que cubiertas las necesidades básicas para la supervivencia –incluso diría que careciendo de ellas- es el único alimento auténtico y sustancioso que llena la vida de ese vacío endémico de las sociedades actuales.

Por lo tanto, estar en un mundo que se escapa a nuestra comprensión y dominio solo es soportable generando redes de relaciones que den apoyo y sentido. Yendo más allá, potenciando que la sociedad civil se conecte y comprometa en la lucha por exigir el establecimiento de formas de vida dignas, deseables por poseer algún valor, y reclamando el abandono de corporativismos que demandan satisfacer necesidades incuestionables, pero que acaban diluyendo la fuerza de presión del conjunto de individuos en grupúsculos que se olvidan de que sus peticiones no son ajenas a la situación de escandalosa injusticia y desigualdad que asola a una mayoría invisible; Esto es a la postre lo que  somete y desmiembra cualquier posibilidad de acción eficaz y con resultados palpables para todos.

Plural: 2 comentarios en “Divide y vencerás”

  1. Hola,
    Nos tomamos la confianza de contactar contigo porque eres una autora que está siguiendo nuestro blog y nos ha encantado lo que hemos leído en el tuyo. Así que nos gustaría invitarte a colaborar en nuestra web:
    buenosrelatos.com
    Queremos invitar a colgar relatos en nuestra página a aquellos autores que tienen una calidad suficiente para ser publicados por una editorial pero que difícilmente lo logran por las barreras de entrada que existen en el sector.
    El formato es de relato pero hay también una pestaña para colgar links a ebooks.
    Obviamente, cualquier nuevo post será redireccionado a Facebook (facebook.com/buenosrelatos), Instagram (Instagram.com/buenosrelatos) y a Twitter (@buenosrelatos).
    Además de firmarlo con un link a tu blog (si quieres promocionarlo) de modo que todos ganemos audiencia.
    ¡Ya estamos en más de 30.000 lectores mensuales!
    Para colgar tu relato, debes mandárnoslo en formato word o pdf (no podremos editarlo), firmándolo como Autor en el encabezado y añadiendo una imagen relacionada con el texto (aparte) a buenosrelatosblog@gmail.com, especificando en qué categoría quieres colgarlo: Aventuras, Drama, Eróticos, Fantásticos, Humor, Poesía, Románticos, Terror, Thriller o eBooks
    Si te apetece, te interesa o te gusta la idea, estaremos encantados de recibirte.
    BuenosRelatos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s