Etiquetas

, , , ,

Ayer Risto Mejide, en su programa, mientras entrevistaba al Padre Ángel –que no es un teólogo sino un hombre que se debate con su fe- afirmó que la presencia del mal en el mundo es lo que le tiene apartado dela creencia en Dios. Se me antojo una consideración vulgar para un narcisista que se muestra como inteligente y de gusto aristocrático, ya que la cuestión de Dios es previa a su posible interacción con el mundo. Lo que cabe resquebrajar para ser intuido es la idea misma de Dios. Tras eso y en consecuencia el mal devendrá un misterio o no.