Etiquetas

, , ,

Las banalidades son, en último término, las cenizas que llenan la urna tras nuestra incineración ¿qué somos, pues?