Etiquetas

,

El pesimismo no es hoy una actitud elegida, es una constatación realista del mundo en el que vivimos. No hay pues, pesimismo. Por el contrario, el optimismo es una fuga hacia delante de los que viviendo bien, no quieren ver el mundo desde sus raíces.