ZOZOBRA

2 comentarios

Palpita con desazón la huella de tu ausencia que, como eterno retorno casi persecutorio, acontece en tu presencia. Una dicotomía punzante que des-cicatriza heridas, hirviendo de sangre a borbotones cual hemorragia infinita.

Ojalá fueses tan solo una descarnada pesadilla, que al abrir los ojos extraña y desconcierta por irreal y fantasiosa. ¡Desintégrate! ¡Huye! Antes de que mi rabia te devore troceándote a migajas, y de ti no reste nada más que la perturbación alucinatoria.

No se sana reabriendo llagas antiguas, sino integrando las cicatrices como la estética de la vida misma.

Plural: 2 comentarios en “ZOZOBRA”

  1. Una gran verdad , por eso ignorada. Quizá porque todas las personas pertenecemos al clan de de la cicatriz. No queremos verlas ni siquiera sentirlas porque significaría enfrentarnos a nuestra vulnerabilidad. No estás sola, sino acompañada por mucha gente. Un abrazo

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s