La responsabilidad, una cualidad demodé.

7 comentarios

La responsabilidad en los compromisos asumidos es una actitud de respeto hacia uno mismo y, obviamente hacia los otros. Hay que entender que el significado del término implica poner cuidado en lo que se decide y se hace. Y ese cuidar es diligencia, atención y solicitud en la ejecución de algo. Pero no únicamente, sino también mantener la propia palabra, el gesto transparente y la honradez. A nadie se le puede exigir que haga más de lo que puede, pero sí lo que está a su alcance, tras haberse hecho cargo de un determinado pacto o acuerdo.

Sin embargo, abundan los irresponsables, tal vez por frivolidad, desinterés y falta de consideración hacia los que sufrirán las consecuencias de su dejadez. La conciencia de que somos seres políticos, en interrelación e interdependencia, es el punto de inflexión quizás entre la actitud activa de decidir y hacer según lo acordado con los otros, o esa pasividad que revela el mínimo esfuerzo y cuidado en lo que se hace.

En una sociedad de irresponsables, la desconfianza, la traición y la mentira encuentran un terreno fértil para prosperar, ya que si nada vale la palabra del otro ¿Cómo fiarme de ella? ¿Cómo eludir la sensación de ser un ingenuo?

El tejido social, como entramado de hilos depende de multitud de factores, y de nosotros depende cuidarlos, en el sentido mentado en este post, o propiciar las grietas deshilachadas por las que agoniza el “nosotros”, sin el que no podemos aspirar más que al tipo de sociedades individualistas, en gran medida, y en las que la fuerza y la voluntad de los ciudadanos es una añoranza añeja.

Plural: 7 comentarios en “La responsabilidad, una cualidad demodé.”

  1. ¡AMÉN! Ergo…hay patologías sociales de muchos tipos, pero sin duda alguna la ausencia, el debilitamiento o la «liquidez» de la RESPONSABILIDAD y la SOLIDARIDAD (individual y colectiva) es la madre y el padre de todos los males que aquejan a esta civilización mercocéntrica, tecnocéntrica, patriarcal y necrófila.

    Me gusta

  2. L’irresponsabilité est même plus portée en alibi, on l’affiche. Je peux plus croire qu’il demeure une trace de conscience de responsabilité quand je vois un homme politique comme Vals, s’en allant putasser d’un endroit à l’autre, refait les mêmes incompétences à Barcelone après avoir tout raté à Paris Pour ensuite qu’un Macron, fasse appel à lui pour diriger un gouvernement…
    Le sens des mots appelle à revoir le vocabulaire, Ana.
    Alain

    Le gusta a 1 persona

  3. ¿Por qué atacar a esas virtudes humanas tan preciadas por la sociedad actual? ¿Nosotros? Típico de los filósofos es la sociedad del más…bello, exitoso, corrupto, traidor, con más likes y vistas. Primero Yo, después Yo y si queda un pequeño espacio, pues YO…San Narciso así lo ha marcado…Es el reino de la irresponsabilidad ¿por qué intentar subvertir dicho orden? …Mi Otro Yo defendiendo a capa y espada la irresponsabilidad propia y ajena que nos hace ser ajenos a los demás…una disculpa…

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s