Sospecha

No hay comentarios

El mundo se halla bajo sospecha, esa que nos advierte de imposturas maquilladas de veracidad, de sucesos a los que accedemos indirecta y tendenciosamente narrados, de complejas redes engarzadas que subrepticiamente nos muestran lo que debe ser asimilado, en pro de los intereses ocultos, y repudiado en coherencia con el discurso impuesto, que legitima los poderes y ambiciones dominantes.

Pero, lo que resquebraja el postrero intento de esperanza, es que todo cuanto se ha descrito ya lo sabemos. Lo padecemos, lo notamos rozándonos tenue e insistentemente la piel, a cada instante de respiración destinada al fracaso. Lo sabemos. Saben que lo sabemos. Y esta pantomima se sostiene como la única posibilidad de existir, en un degenerado espacio en  el que parecemos no fingir, aunque no cejamos de representar el papel que se nos ha atribuido, tras desestimar gesto alguno de rebeldía.

El mundo se halla bajo sospecha; pero lo sabemos y saben que lo sabemos: nunca, nada susceptible de ser cuestionado, alcanzó tanta firmeza y solidez como el mundo de hoy, en el que todo ha sido absorbido y difuminado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s