Categoría: Anagramas

Sacrificio

Hay quien nace estampado como sacrificio, dádiva del sustrato órfico arcaico, y su existencia no transcurre sometida a la propia voluntad, sino al destino tatuado con el que fue gestado. Así, solo le resta el honor de congratularse de la necesidad que impele su vida; dotada del sentido de ser fuente de compensación y equilibrio

Seguir leyendo

Razón y pulsión

Como si de un lienzo no depuradamente tamizado se tratara, entretejemos la vida; a súbitas pulsiones que nos incitan a crear, pretiriendo cualquier atisbo de racionalidad, temerosos del influjo apremiante que esta ejerza sobre nuestra potencialidad. Mas,  no siempre es mejor lo placentero; y a la postre generados por arrojamientos de pasión, no devenimos auténticos,

Seguir leyendo

Extracto del silencio

Mientras se desplaza suave y sigilosamente un oceánico silencio, yacemos sujetos a la exposición de lo siempre cautelosamente negado, por pudor, por inconsciencia o cobardía; sean cuales sean las causes de esta ausencia de lo genuino y propio -aunque quizás no apropiado- de esta mengua anuladora, necesitamos remojarnos en las aguas infinitas de ese mar

Seguir leyendo

Abandono

Disgregándose en la amorfa indiferencia, retallece vigorizado como nada, casi nadeando –como sugiriera Heidegger-, que como absurdo para el sentido común significa: restar finalmente disuelto en no-ser para los otros, o en otros términos , alguien sin ser por su invisibilidad. Solo el rescate de la huella de su incondicionalidad, la del que es abandonado

Seguir leyendo

El deseo de ser dios

Peregrinamos por parajes indeseables como expiando culpas ignotas, quizás inexistentes, atribuidas por nuestra condición de humanos. Esos seres que nos concebimos en falta originaria testificada por mitos, alegorías, que pueden no ser más que la conciencia de la imperfección y de la maldad que anida en algún recodo de nuestra alma. Pero siendo obvio que

Seguir leyendo

Vivir…

No hay oleaje con poderío para arrostrar cuanto de antaño sedimentó en nuestra memoria. Instantes fugaces que nos irrigan de emociones benévolas, que sucedieron sin disponer de otra habilidad que rememorar esa fragancia que nos legaron a su paso. Y de esas reminiscencias vivimos, procurando alcanzar la convicción de que son esos rastros vívidos los

Seguir leyendo

Máscara y rostro

Hay una espesa neblina que recorre todo el paisaje interior; opaco, inescrutable, pero no por ello preso de la quietud que nos indique ausencia de sentir o de emoción. Al contrario; esa capa que oscurece cada recodo dificulta la identificación de lo que sucede, pero tras ella no cesa el fluir ondulante e inquietante que

Seguir leyendo