Etiqueta: Razón

Supersticiones

Se dice de la superstición que es una creencia ajena a la fe religiosa y extraña –RAE- pero, mareando la cuestión, se me antoja que esa cualidad de rareza proviene de la falta de explicación racional que la sustente. Y, prosiguiendo, me sorprendo rebuscando qué tipo de fundamento derivado de la razón tienen las religiones.

Seguir leyendo

El hombre esmirriado

Poseídos por un denuedo desbocado, carecemos de la templanza requerida para bosquejar trayecto alguno. Y por ello somos arrastrados a padecer penurias del alma, que  empobrecen y denigran, porque no decidimos, sino que actuamos como forma de desfogue de las impulsiones que podrían vigorizarnos, pero que por la ausencia de raciocinio nos abocan a situaciones

Seguir leyendo

Embaucados, pero ufanos

Disponiendo de todo cuanto, de facto, hay, simulamos domeñar el mundo como si este no opusiera resistencia alguna. Pero este dolo, perpetrado y erigido bajo el supuesto de nuestra razón ilimitada, se desvanece ante el contraste empírico que nos desenmascara, mostrándonos como entes mediocres y sometidos –a su vez- al deseo egoísta y a la

Seguir leyendo

Razón y pulsión

Como si de un lienzo no depuradamente tamizado se tratara, entretejemos la vida; a súbitas pulsiones que nos incitan a crear, pretiriendo cualquier atisbo de racionalidad, temerosos del influjo apremiante que esta ejerza sobre nuestra potencialidad. Mas,  no siempre es mejor lo placentero; y a la postre generados por arrojamientos de pasión, no devenimos auténticos,

Seguir leyendo

El querer vivir:¿puede sustentarse exclusívamente en fundamentos racionales?

Hace días, Julio Dustral me surgirió –o quizás retó- “No estaría mal explorar los fundamentos que racionalmente puedan invitarnos a seguir viviendo. Atrévete en uno de tus artículos” y he recogido el testigo para intentar analizar la viabilidad de la propuesta. Lo inmediatamente ilustrativo me parece reconvertir el supuesto en pregunta, es decir ¿puede haber

Seguir leyendo

La locura que nos aterra

Que de la dominación de la razón, derivemos el estado de locura, no es más que la sobrevaloración que la primera ha experimentado en los orígenes de la Ilustración, como aquella facultad superior en los humanos cuyo despliegue debe llevarnos al “ambiguo” progreso de la cultura. Aquella actitud o conducta que se desvía de la

Seguir leyendo

E-mociones

Sucumbimos a la impronta de nuestras emociones y, al hacerlo, regresamos a la transparencia de la infancia, aunque la adultez no se avenga por compostura social a tal espontaneidad superlativa. Por ello, y para no ser unos inadaptados,  nos apresuramos a plegarnos al postureo que exige nuestra “madurez” cediendo al raciocinio el mando de lo

Seguir leyendo